barcode link

barcodelink.net

miércoles, 31 de marzo de 2010

El filósofo ebrio

Cavila el filósofo ebrio;
-Agua que arruina caminos,
Qué no hará en los intestinos.
Mójalo en vino tu nervio.

Ponle súbito remedio,
No acometas al vecino,
Mas se un tanto comedido
Sin pasarte en el bebercio.

Pues si harto quedes de éste
Sera tu alma quien se pierda
O por lo decente ausente.

Con alcohol no se gobierna
En el juicio de la mente
Ni tampoco de la fuerza

Azar fatal

Dicho de la lotería
Y venideros males;
Ésta no me tocaría
Pero los otros a pares.

La prima espero sentado
Igual que la vida eterna
De gozo en la taberna
Mas ninguna he alcanzado.

La tapa

Es un placer degustar
La rica tapa en la cantina
Sumo gusto que encandila,
Unir beber y yantar,

Mas has bien de observar
Que esta dádiva la arrima
Generosa la propina,
Agradece este donar.

No la exijas al mesero
Siendo amable su atención
Y sirviendo con esmero,

No calcules la porción
Pues le cuesta su dinero
Y ésta no es su obligación.

martes, 30 de marzo de 2010

Lo lúdico no se fía

No hay mal pensar del cliente mío
Mas si bebes pro olvidar,
Vea tu plata antes de empinar,
Dígote llorando pío.

Quiérote mas no te fío
Pues tendría que ayunar
Por tu deuda compensar
Se cortés mi buen vecino,

Raudo abóname la cuenta,
El vino solo es en ti goce
Y éste iluso se lamenta

De tu lúdico derroche,
Que mina caudal y hacienda.
Ruego que esto no te enoje.

El fiable veterano

Sabed que desde este día
En esta humilde tasca
Honrada hasta decir basta
Tan solamente se le fía

A quien viene en compañía
Del abuelo que bien gasta
Puro oro o brillante plata
Mas no es asaz garantía,

Debe tener el sujeto
Ochenta años cumplidos
Probado esto prometo,

Al par de bien recibillos,
Invitarles raudo y presto
Más siéndolo bien nacidos.

Madurez

Avanzas en madurez

Mostrando en razón tus dones

Y al par tus limitaciones

Exento de la altivez.

¿Por qué tanto oro?

Por qué tanto oro y lisonja

Para orlar el banal manto

Que cubre virgen o santo,

Y quita al pobre limosna.

La Tina

Un descuido que yo tuve
Y dentro de la tina acabo
Como puedo en ella nado.
Un vecino presto acude.

Éste con soga me ayude,
Tras arrojarla a mi lado.
Digo le ahora embriagado:
-Queso y hogaza le sume,

Aparta de mí la cuerda,
Y lánzame la vianda,
Pues mejor será merienda,

Este vino y la comanda,
Si la haya no saldré fuera,
Aun siendo Dios quien lo manda.

domingo, 28 de marzo de 2010

El Borrachín

-Hágame pues la merced
Noble y digno cantinero,
Dos litros nada más quiero
De su gran tinto a granel.

-Deme el envase usted
Honorable caballero.
-No se apure buen mesero,
Sepa que ora habla con él.

Aíllos que no ven bastante
Con un vaso de vino,
Del modo más arrogante

Piden arrobas sin tino,
Siendo su destino el catre,
Pues al fin les baila el piso.

Sonetillo del noble

Hace el noble un disparate,
Siempre buscando el ideal,
No has de juzgarle por tal,
Dándole por botarate.

De éste ideas son debate.
Del otro pensar es real.
Una enmienda cederá,
Dos tendrá ya por bastante

De esta pía añadidura,
Garantiza su bondad.
Sin mancharse su figura.

Mas tiempo ya lo habrá,
De eso ya no cabe duda,
Su razón al fin tendrá.

sábado, 27 de marzo de 2010

El bien y el mal

Infiernos hay más de mil
En pugna cruel y mordaz.
Así es el de la ansiedad,
Royendo la mente vil

Sólo el perdón pone fin
Al averno de privar
Al preso de libertad.
Otro es la soledad gris.

No lo es menos la adicción,
Devorando alma y persona,
Llevando a la mala acción.

Para bien la gracia asoma,
Paraísos hay legión,
A quien merece se dona.

Anorexia

Por más que sumo fuerzas,
Mi enemigo es el alimento,
Éste es mi impío tormento.
Obvio todos los esquemas,

Nado en contra de los lemas,
Leso el cuerpo mal contento,
Lento se va consumiendo,
Por lo obeso que me veas.

Mi entorno es una prisión,
Surge en ingenuo ideal.
Niego en errada visión.

Para atajar este mal,
Sólo hallaré solución,
En tus ojos y tu hablar.

jueves, 25 de marzo de 2010

El embuste

En lidia está con la verdad
El burdo y ladino embuste,
Que sin más éste la oculte
En una fría irrealidad.

Te guía raudo a la maldad.
En tanto más se lo cuente,
Seguro en tamaño aumente
En un destino fatal.

Mentir puede ser muy cruel,
Excepto en forma piadosa
El resto será acre hiel.

Es como la bella rosa,
Su espina punza la piel
A par embriaga su aroma.

sábado, 20 de marzo de 2010

Gloria al Bardo

Gloria al bardo y su leyenda,
Lores den a sus pasiones,
A sus letras y canciones.
Dé a su genio rienda suelta.

Trueca ánima en rica prenda,
Toma y funde corazones,
En un mar de sensaciones.
Alma clara, fina esencia.

Dulces toques en tu lira,
Llaman musas a la escena,
Baila en gracia noche y día,

Dame amor, fuera la pena,
Clama al cielo. Hazla mía,
Esta dicha que me acercas.
El suicidio es la línea que separa
La insuperable desesperación
De la irreversible consecuencia


Tras leer esta frase, que nadie piense que estoy al límite por tener este pensamiento, lo he escrito para aquel que lo está.

viernes, 19 de marzo de 2010

Me llaman Beni

En bien me apelo Benigno.
¿Es tan inusual mi nombre?
Espero que a nadie asombre,
Aun siendo un nombrar digno.

Beni me dice el fiel amigo,
Aquel que nada esconde,
Quien mi sangre reconoce,
La familia que está conmigo.

Me apodo como el gran argos,
Así en la red me declaman.
Ayuda avanzar pasos largos.

Gracias mis versos os donan
Por leerlos y contemplarlos.
Beni me llaman si me aman.

Ojo con los de la capa

Conduciendo junto a la frontera,
Plagada de contrabandistas y salteadores.
Salió al paso un individuo con una capa roja:
-Soy el forajido de la capa roja. Deme todo el dinero que lleva.
Y se lo di.
Más adelante saltó otro con una capa amarilla:
-Soy el forajido de la capa amarilla. Deme todas las joyas que tenga.
Y se las di.
Más adelante saltó otro con una capa verde y harto le grité:
-¡Vete al infierno ya no me queda nada que me puedas robar!
-Huy, huy, huy. Malo, malo. Mal empezamos. A ver. Enséñeme la documentación.
Nota: La guardia civil que vela por la seguridad en las carreteras, viste de verde.
El color de su uniforme es el origen del dicho:
“A buenas horas mangas verdes”

Fría noche de vigilia.

Negra noche, triste estampa.
Ansío sea calma y serena
Alejándome la pena
Que ya en esta hora me embarga.

Me lastima cruel la escarcha,
Consumido me congela
En la más sutil condena
De este frío que no marcha.

¿Será pesar? ¿Será fatiga?
Aunar calor yo intento
Pues hielo mi fuerza hostiga

Aun sumo algún aliento
Aguardando al alba amiga,
En un quedo pensamiento.

Saudades

Añorando en modo necio
Te recreas en saudades
Son recuerdos y pesares
Que reposan como pecio.

En el fondo son de aprecio,
Mas no avanzas tus andares.
Lidia hoy tus avatares,
Pues vendrá el futuro recio.

Abandona los recuerdos
Devorando cada instante
Sólo cúmplanse los sueños

Avanzando hacia adelante,
Si te sumas a los cuerdos
Sea en gracia Dios mediante.

Plagio

No encontrarás perdón
En mí ni en quien nos lea
Arrebatando mi idea.
Me robarás la pasión.

Segarás a tu conciencia
Vistiéndote de portento,
Adoleces de talento
Recalcando tu bajeza.

Ideas ya tendré más,
Debemos de trabajar
Para así algo aportar,
A otras no llegarás.

Con el plagio no te luces,
El embuste no lo abortas,
Éste tiene patas cortas,
Y a la par daño produces.

No pises a los demás,
Si continúas plagiando,
Tu valor estás minando
Y en fango habitarás

Exento de vano orgullo,
Si lo quieres para bienes,
Mi permiso ya lo tienes.
No te lucres si no es tuyo.

Intolerancia

No hay mayor ignorancia
Que el fin de la realidad
Oculta tras moralidad.
La llaman intolerancia.

¿Por qué sin pausa das caza?
A aquel con quien no afinas.
¿Por qué tanto discriminas?
A los que son de otra raza.

Las débiles minorías.
Soportan la cruel acción,
De la impía segregación.
Siendo las más perseguidas,

Ése orgullo radical
Impide vernos iguales,
Es el mayor de los males,
Al convivir es letal.

Esto es un aprendizaje.
No importa de dónde vengas,
Sólo el amor que tengas,
Contribuye al mestizaje.

Ruego por los encerrados

Ruego por los encerrados.
Algunos reos por amor,
Se marchitan como flor,
Y acaban acostumbrados.

Aun cierto parece increíble,
Si a la libertad la niegas,
El sentir de tu alma frenas.
No la vuelvas insensible.

En un manto de virtud,
Algunos son sometidos,
Con paraísos prometidos.
Ahí está la esclavitud.

Comencemos a salvarlos
Mostrándoles el camino,
Encauzando su destino.
Lograremos ayudarlos

Recordad con añoranza.
Venid aquí y tomad,
Ahí está la libertad.
Unida a la esperanza.


Estas redondillas, originalmente fueron un pareado que escribí el año pasado a los presos de la cárcel de Cáceres.
Mi amigo Franquete en su labor humanitaría me pidío que les dedicara unas letras, pues muchos comenzaban a institucionalizarse.

jueves, 18 de marzo de 2010

El cajero

Ya tengo conocimiento,
Del empleo duro y severo,
Del digno y noble cajero.
También mío es su sufrimiento.

Cuando los amigos quieren,
Y eres tú quien no lo da,
Cruel y duro se te hará.
Más que el que otros se lo nieguen

En apariencia dura,
Que no pierde la atención,
No aprovechen la ocasión.
Se esconde el alma más pura.

A todo prójimo amamos,
Pero soló te visita,
Aquel que lo necesita.
Es por eso que extrañamos.

Sólo ten mucha paciencia,
Raramente de verdad,
Visitan por amistad.
Mas tranquila es la conciencia.

Limpieza

Lo que ahora vas hacer,
No esta exento de belleza,
Digno empleo el de limpieza,
Mañana se podrá ver.

Cuando todos ya descansan,
Mueves todo con cuidado,
Quedándolo inmaculado.
Y tus manos lo repasan

Quizás será una tristeza
Estar sola hasta el final,
Cual amapola en trigal.
Mas nunca muestras flaqueza

Trabajas duro y sin pena,
Igual que un ama de casa,
El trabajo te rebasa.
Todo quedas cual patena.

Mantenimiento

Todos te van a llamar,
Pues es de todo cimiento,
Realizar mantenimiento.
Tendrás que irles a ayudar.

Pensarán que estás parado,
Aunque tú vienes y vas,
En un eterno compás.
Cual Sísifo condenado.

Comienzas a caminar,
Y te dicen; “Arregla esto”,
Entonces acudes presto.
Siempre hay algo que arreglar.

Seguro todo funciona,
Y así lo podremos ver,
Lo que puedes resolver.
Con tu gracia y tu persona.

Trabajas duro día a día,
Sintiéndote agradecido,
Por el fin conseguido,
Con duro esfuerzo y maestría.

El funcionario

Es un grandísimo empacho,
El duro trabajo diario,
Del sufrido funcionario.
Pasando el día en el despacho.

No es ninguna maravilla,
La mañana ya te pesa,
Sin moverte de la mesa.
O atendiendo en ventanilla.

Estás siempre ocupado.
Parco instante el bocadillo,
Apenas es un ratillo.
Atento al administrado.

“Señor no le quiero mal,
Al reglamento soy fiel,
Rodeado de vil papel.
A todos les trato igual.”

No te olvides de fichar.
Hoy te ves afortunado,
Una sonrisa han mostrado.
Justo antes de terminar.

De genio poeta y loco

Es un dicho muy viejo:
De genio, de poeta y loco,
Todos tenemos un poco.
Más que dicho es un consejo

No busques en mí el fraude
Pondrás en duda mi genio,
Verás injusto mi premio.
Aunque no fuese pro laude

No menos cierto sería:
Con el amor como meta,
Del dolor nace el poeta.
De ahí surge esta poesía

Si de loco tú me acusas
Llamándome la atención,
Piensa que es inspiración,
Fruto puro de las musas.

Escribo con voluntad,
Espero no ser pesado,
Como ves ya he acabado.
Tan sólo busco amistad.

Sueños en redondilla

Lo más grato de los sueños,
Excepto la pesadilla
Que a la frágil alma trilla,
Es que somos nuestros dueños.

Quien sueña con dinero
Quizás el hambre empeña,
Seguro que con pan sueña.
Cree tener el mundo entero.

Sólo sentirá cariño
El que sueña enamorado,
Verá su amada a su lado,
Y placerá como un niño

Mira bien y nunca a tiento,
Quien sueña despierto
Se asegura su destuerto,
Tal y como te lo cuento.

Ya es hora de despertar.
No te sientas disgustado,
Al menos lo has disfrutado.
Más dura es la realidad.

La lucha

No comiences a luchar.
Sin discernir de la ofensa
La legítima defensa.
La lid debes de juzgar.

Si es motivo lo primero.
Defiéndete con ataque.
Mejor la ofensa se aplaque.
Da tu golpe más certero.

Pero hazlo con medida.
Si se infringe sin mesura
Se rondara la locura
Dejando tu alma herida.

Si fuese por lo segundo.
Repele dicha agresión.
Prueba la conversación.
No des tu golpe rotundo.

Mide el mal que tú das.
En la desesperación.
Está la mala acción.
Lo que tú das recibirás.

Lee con calma la poesía

Lee con calma la poesía,
Cuando a ti la pena acuda,
Para el consuelo es ayuda.
Es del alma la ambrosía.

Es como la luz del día
Es vida plena, es duda
El llanto en risa lo muda
Es brisa, es alegría

Si en ti habita tristeza
Su dulzura paliará,
Te atraerá con su belleza

La pasión mostrará,
Apoyada en su nobleza
El aliento tornará.

No es débil ni lo será.
La pluma dará estocada
A la regia y dura espada.

Mis lindos querubines

Son dos lindos querubines,
De una belleza increíble,
Con alegría indefinible,
Los que guían en mis fines

Al cariño son afines.
El grande es el más sensible,
Y le ayudo en lo posible.
Necesita que le mimes.

El pequeño es juguetón,
El cielo siempre me abre,
Es como un lindo ratón.

Todo el corazón me arde,
Es la mayor sensación
La grandeza de ser padre.

Once de marzo

11 de marzo de 2010
No fueron dos,
No fueron diez.
¿Fue miedo?
¿Fue ignorancia?
¿Se equivocaron?
¿Mintieron?
¡Dios mío!
¿QUÉ PASÓ?
No lo sé.
AUN NO LO SÉ
Por docenas sus almas partieron.
Creyeron corto su viaje.
Tomaron el “cercanías”
Pero éste en desgracia,
Fue al punto más distante que existe.
Todos perdimos un ser querido o conocido.
¿Quién no tuvo o tiene amigos en la capital?
Sobre aquellas vías partió,
A manos de la mente criminal,
Nuestra amada humanidad.
Partieron un jueves como hoy.
Os recordamos y os lloramos,
En el bosque de los ausentes.

Sonetillo al amanecer

No te lo debes perder,
Ya las penumbras se han ido,
Con este día que ha nacido.
Observa el amanecer,

Despierto lo puedes ver.
Como lo ilumina todo,
Hasta el último recodo,
La luz lo logra vencer.

Admiremos al Creador,
Con toda la pasión,
En su máximo esplendor.

Ponle a tu primera acción,
El más dulce y puro amor
Nacido en tu corazón,

Recréate en esta visión,
Brilla ya la luz del día,
Despierta que es alegría.

Anegados

Miramos al cielo viéndolo llorar desconsoladamente.
Nuestro llanto se une al suyo
Cuando éste se lleva lo que más queremos.
Maldecimos a quien nos creó
Culpándole del mal que provocamos.
Robamos sus posesiones al cauce de los ríos.
Es cierto que la naturaleza en ocasiones en puro capricho
Nos lastima de forma cruel.
Pero haciendo conciencia
Sabemos que fue mayor el mal que le infligimos.
Llorar no es más que un consuelo.
Dejémosle al cielo en su duelo.
Nosotros debemos reconstruir lo que él se llevó.
Nuestro consuelo será que no nos falten manos.

En solidaridad con Cádiz, con Málaga, Con Madeira.
Con todos aquellos que unieron su llanto desesperado al del cielo.

Olvido o silencio

Nombran la callada
Como la palabra más dura.
Sabed que existen
Vocablos más crueles
Que el más duro
De los silencios.

El silencio no es el dolor,
El dolor es el olvido.

Vigías



Para bien voy hablaros de este gremio:
Dicen que cobran cara su mirada,
En balde, pues el resto es parada.
¿Acaso por vagar se dona el premio?

En verdad deben contener su genio,
Logrando así evitaros la estocada,
No importa que a ellos se la den por nada.
Bailando con el miedo como el necio.

Este será y es el sino del vigía.
En su constante lidia contra el mal,
Velando fiel por quien lo requería,

Se ve el trabajo más tangible y real,
Sin fallar al deber que se exigía,
Al cumplir siendo responsable y leal.

Ha pasado un año


Ha Pasado un año

Benigno Lorenzo Remedios 16 V 1942 + 24 II 2009
24 de Febrero de 2010

Me diste la vida, me diste tu nombre.

Igual que él a ti te los diera.
No volveremos juntos ya…
A ver crecer los frutales en “El Jaral”
A ver el yeso fraguar.
A ver amanecer más

Juntos…
El pico y la pala empuñar.
La uva molturar
Respirar el aroma del café, de la tierra mojada.
Reírnos en el bar

No volverás…
A abrazarme fuerte.
A calmar mi ira.
A darme paz.

No volverás… De donde estás.

Ha pasado un año ya.
No hubo un solo día que te dejara de recordar.
No hubo un solo día que te dejara de llorar.

Ya no lloran mis ojos…
Ellos ven por ti…
Ven la lluvia que me hace recordar.
Ven a la cigüeña anidar.
Ven en los campos la noche llegar.
Ven al ganado pastar.
Ven los arroyos fluyendo sin parar.
Ven a las gentes sonreír al saludar.
Ven a mis hijos correr y jugar.
Ven la vida en su constante palpitar.
Ven lo que tú viste.
Y si puedo… Más.

Desangelado

¿Os habéis sentido desangelados alguna vez?
¿Habéis notado la distancia ajena?
¿Frialdad o extrañeza en la mirada?
Ese frio intenso en la espalda,
Que acompaña un enorme peso sobre los hombros.
El peso del descrédito.
El frio del aislamiento.
¿Oísteis alguna vez el silencio a vuestro paso?
Es doloroso saber que todos alguna vez lo hemos sentido.
Más aun saber que alguna vez lo hemos creado.
Este dolor tiene una cura.
Su nombre es…
Empatía.

La división azul

Dicen que nunca se escribió de los cobardes.
¿Cobarde?
¿Qué significa ser cobarde?
Escribiré sobre la división azul.
Sí, la división azul. La misma que fue vilipendiada por enfrentarse al pueblo ruso a las órdenes de Hitler.
Acaso hemos olvidado que Franco la formó buscando “voluntarios” en las cárceles.
Acaso hemos olvidado que en su mayor parte eran presos políticos.
Mi tío-abuelo nunca lo olvidó. Estuvo allí y sobrevivió de milagro. Su espantoso delito fue vestir una camisa que le hicieron con una cortina roja.
Las oficinas de reclutamiento eran los paredones de fusilamiento.
Allí les hacían la más terrible de las preguntas:
¿Quieres vivir?
Eran obligados por las nazis que no se fiaban de ellos, a cavar trincheras, y hacer las veces de carne de cañón.
Siempre con el arma del suboficial apuntándoles.
Recorrieron 1400Km a pie desde Alemania hasta Rusia.
No les cedieron ni los vagones de ganado reservados a los judíos.
La verdad es moldeable, y no siempre se muestra en los libros de historia.
La división reunió 15.770 soldados, de los cuales perecieron 5000, con toda seguridad los más nobles.
2.000 quedaron mutilados y 600 fueron hechos prisioneros hasta el 1955 nueve años.
Dios los tenga en su memoria, nosotros ya los hemos olvidado.

El mito del ancho de vía

Dicen que la capacidad del hombre para generar el mal es sorprendente e ilimitada.
¿Sorprendente? Tal vez. ¿Ilimitada? En absoluto.
Su límite choca frontalmente con su capacidad de superación.
Hay cientos de ejemplos, éste es uno de ellos.

Hay una antigua historia, la cual no sé hasta que punto puede ser documentada. Creo que no será necesario pues los hechos se muestran por si solos.
Cuentan las gentes que el ferrocarril llegó a España de la mano de los ingleses que lo inventaron.
Según cuentan nos enviaron género defectuoso. El ancho de los ejes no se ajustaba al estándar. Piensan que fue un intento de sabotaje, quizás tan sólo codicia.
De cualquier manera se habían tendido cientos de kilómetros del férreo camino, con lo cual el mal estaba sembrado.
Lo tomaron desde un punto de vista supuestamente fructífero, y decidieron que bien podría ser parte de una estrategia de defensa en el futuro.
El mundo estaba crispado, en guerra constante, y el ferrocarril era una pieza clave.
Los trenes recorrían y traspasaban los países con cientos de tropas y toneladas de intendencia.
Entonces pensaron que ese ancho de vía defendería la frontera española.
Quizás fue así. ¿O no?
Acabadas las guerras la vía seguía ahí, y con ella el enclaustrado de nuestra sociedad.
Tantos inventos, tantas esperanzas. Todas ellas salían ralentizadas en la pesadilla del cuello de botella que suponía tan peculiar ancho de vía.
Pero la capacidad de superación tuvo fruto. La patente TALGO (Tren Articulado Ligero Goicoechea Oriol) se lanzó al reto y creó en 1968 el Talgo RD que permitía pasar automáticamente del ancho de vía español de 1.668 mm, al del resto de Europa de 1.435mm.
Otras genialidades la siguieron, subsanando esta limitación en diferentes lugares del mundo.
Los enlaces que dejo a continuación muestran esta maravilla, este ejemplo de superación.

http://www.youtube.com/watch?v=EdOKVFx5Yx0&NR=1
http://www.youtube.com/watch?v=ZiH4kt14yGw&NR=1
http://www.youtube.com/watch?v=UiqUwq5piRU&NR=1
Sólo la capacidad de superación ataja nuestro instinto auto-destructivo.

El sentir de la poesía

¿Por qué?
¿Por qué este dolor?
¿Por qué este intenso sentir
Que hasta la locura nos lleva?
¿Por qué lo sufrimos tanto?
No somos conscientes
De que no es una maldición,
La capacidad de percibir
Con tal intensidad,
Solo puede ser una bendición,
Aunque con igual vigor
Estemos recibiendo
La belleza y el horror,
La maldad y la bondad,
El odio y el amor.
Para liberarnos de la amargura
Que nos enajena y consume,
La luz siempre está
En esa fe que tanto seguimos,
Que tanto nos conmueve,
Puesto que ésta
Nos es más visible y presente.

La arana

Mostrar media realidad,
Usando un modo arbitrario,
Para culpar al contrario
Conlleva siempre maldad.

Se faltará a la verdad
Donando favor precario.
Ni viéndolo necesario,
Se debería plantear.

Con las verdades a medias,
La imagen se desvirtúa,
Y se le crean grietas serias.

Si con ello no se actúa,
Y en breve no lo remedias,
La arana pasa factura.

La vía de la plata

En las noches de verano te inunda de luz
La vía láctea con su mágico río de estrellas brillantes
Como la plata que tanto codició
El imperio romano que te construyó,
Marcando la senda a los sufridos y fieles peregrinos,
En su andadura hacia Santiago,
Pasos que también siguieran mis antepasados arrieros,
A los cuales hice honor recorriéndote como camionero.
Deleitándose mi vista con tus paisajes,
Nutriéndome con tu fascinante gastronomía
Contando siempre con la sonrisa y el apoyo de
Tus nobles gentes para restar dureza a mi labor.
Aun recuerdo el olivo del sur y los frondosos bosques norteños,
Saboreando el jamón de Jabugo, Guijuelo o cecina leonesa.
Cobijado en el sur dentro de sus casas blancas,
O Al norte bajo los tejados de negra pizarra.
¿Naces en Sevilla o naces en León?
De norte a sur, el oeste recorres,
En la mítica piel de toro.
Si comenzáramos en la bella y alegre Sevilla,
Continuaríamos en el noble y duro Badajoz,
Coronado por su hermano Cáceres,
Conformando los dos la cuna de los conquistadores.
Más arriba esta Salamanca,
Con su ancestral universidad.
Casi al final está Zamora
La cual no cayó en una hora.
Pues su fortaleza es parte de la historia de está ruta.
Llegados al final está León.
El gran reino que Fernando,
Unió a Castilla con Isabel.

El arte menor

Desde tiempo atrás y antaño,
Le llaman arte menor,
En ventura por tamaño,
Nunca por leso valor.

Verdad en redondilla

Aquél tan culto y erudito,
Con todo el genio y portento,
Si es parco en sentimiento,
Ni un solo verso habrá escrito.

miércoles, 17 de marzo de 2010

El diapasón

Aun siento el toque del bastón del maestro
Siempre marcando el tiempo en el frío suelo
Cual ritmo de gaviota en firme vuelo.
Alada bailarina en grácil gesto.

Pomp, pomp, hoy el corazón late presto.
Un, dos, de nuevo el compás anhelo.
Llueve y mi viejo techo arela el cielo.
Pang, pang, argentas gotas tañen dentro.

Añoraré mi diapasón ausente.
Su obseso y fijo pulso he sentido
Claro en lo más profundo de mi mente.

El reloj de la vida es su latido,
Clave que la melodía sustente.
De su ayer el soneto ha surgido.

Nota: Un tejado viejo tiene goteras, de ahí la alusión a la criba o arel. Las argentas gotas, son gotas con brillo de plata que resuenan en el plato que recoge la gotera.

Pseudónimo

¿Por qué permanece oculto?
Donar su conocimiento
Es su único pensamiento.
¿Pensar es un insulto?

Temiendo que quien lo rodea
Dejase sin más de hablarle,
Siquiera optar entenderle,
De él se aparte, o mal le vea.

Lo ignoran como al demente.
Consuela con su dulzura.
Vetarle es una locura
De orate que así lo intente.

¿Qué deben en el temer?
Le ven y juzgan de iluso,
Temiéndole en mente intruso
¿Acaso rehúsan ver?

Del Poeta que han proscrito
Su verdad es más real,
Al hipócrita es letal,
Y lo tiene por maldito.

Tras un manto de cultura,
No visible al ojo lerdo
Que jamás logrará verlo,
Se confunde con locura.

Es percal de emperador.
Mostrará al errado juez.
Al regente en desnudez,
Como parvo delator.

martes, 16 de marzo de 2010

Criterio escrito



Si es feo o tal vez bonito,
Si es locuaz o tal vez serio,
Lo decide tu criterio.
Orientándolo el escrito.

De ello no tengo dudas,
Sea Poesía pastoral
Regio código penal
O Sagradas Escrituras.

Lo sabe el párroco, el juez,
Y el dulce y sensible poeta,
Servir verdad es la meta,
Exenta la estupidez

Siendo sumo pesimista
Se tornará negro y cruel,
Para bien es pura miel
Como lo ve el optimista

Será tal como me quieres,
Lo que hay dentro de ti,
Son tus ojos para mí.
Tal me sientes, tal me lees.

La poesía es mi ventana


Tirarlo por la ventana
En galo es defenestrar,
Te puede desahogar
De forma tranquila y sana.


Lucera es ente que emana
Sentir, querer o pesar,
Bendice este afín lugar
Que a par une y hermana.


Lumbrera es la poesía.
Abriéndola el mal cesa,
Es lírica es alma mía,


El lazo que dulce apresa,
Amor que de mi surgía,
La más sincera promesa.


Imagen precedente de:
http://2.bp.blogspot.com/-eIJPgZZ69DY/TVRBRrZ1COI/AAAAAAAAANM/rfxjYVz0QLE/s400/mirando-ventana.jpg
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...