barcode link

barcodelink.net

jueves, 17 de junio de 2010

El infante

Tras el naufragio
Se aferra a su tabla
A duras penas flotando.
A su diestra y siniestra
Sus padres le imploran,
Pero el tan solo escucha
Su propio llanto.
A nadie podrá salvar
Sin ser salvado.


Dedicado a los hijos de padres separados.

1 comentario:

Quimey dijo...

Muy bueno, Beni.
A veces es tanta nuestra pena que estamos ya sordos de tantas discusiones cercanas por mucho que digan que nos quieren.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...