barcode link

barcodelink.net

martes, 5 de abril de 2011

Padre



Vi la luz en tus ojos

Al mismo tiempo que tú.

Sentí tu frío

Y mis brazos te cobijaron.

Tu llanto se calmo

Con mi contacto.

Supe que nada sería igual,

Supe que mi vida

Tenía un nuevo sentido,

Supe que tu destino

Por mi sería construido,

Supe que tus pasos,

Por mi serían seguidos.

Me dedicaste

Una de tus primeras palabras.

¡Papa!

Guié tus primeros pasos

Y aun hoy me tienen en vilo.

Vi en tu rostro

Alegrías y penas,

Viví contigo

Tus juegos y quejas.

Creciste conmigo,

Seguro de ti,

Amado y querido.

Vi en tus ojos

La mirada de los míos.

Nació tu hijo,

Mi nieto

Y lo viví

Con la misma pasión,

Que lo viviste tu mismo.

Cuidé de tu descendencia

Que es la mía misma.

El trabajo te apartó de ellos

Como a mí me apartó en su día.

Fue mi padre

Quien de ti cuidó

En mis ausencias,

Fui yo

Quien veló las tuyas,

Cuidando de mi nieto,

Como de ti mismo.

No me valgo hoy,

En el otoño de mi vida

Y eres tú quien me cuida,

Como lo hiciera yo,

Con mi padre aquellos días.

Ser padre nunca se olvida

Tres veces sucede,

No hay conciencias dormidas.


Imagen procedente de :

http://www.entrepadres.com/wp-content/uploads/2008/07/manitos.jpg

1 comentario:

Nicole Sagan dijo...

Qué versos tan dulces, Beni.
Es bellísimo el poema.
Enhorabuena.
Te amo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...